Musidora    
 
"Blog de ciencia infusa"  
 
   Portada
  Presentación

   Buscador
»
   
    Categorías
  Cápsulas
  Fantasías Futuristas
  Flyer Saucers
  Hong Kong Luna
  Información Alienígena
  Pentagrama Estelar
  QBITS
  Seres Espaciales
 
    Anteriores
  AMAME COMO A UN REPTIL
  La Vía Láctea (Alfonsina Storni)
  AARÓN FECAL
  Dossier QBITS
  LIS BUSHI
  Feliz 2010
  FIESTA VAMPIRA EN ARTÍCOLAS
  Concierto para Radio P.I.C.A
  CONCIERTO QBITS Y EL ATAQUE DE LA BASURA RADIOACTIVA
  Halloween en Artícolas

LIS BUSHI
  Seres Espaciales  
Sun, 17 Jan 2010 07:59:59 -0500

CUESTIONARIO INFUSO


LIS BUSHI


Lis es una chica encantadora, con mucha energía, que ha cautivado a Ciencia Infusa con sus ingeniosas ideas y su entrega al subgénero de la Ciencia Ficción conocido como Steampunk.

Lis Bushi (a.k.a. Lady Elizabeth) puede ser muchas cosas. Bastante polifacética y fuente de imaginación y creatividad, es bailarina, intento de escritora de fantasía y cifi (lo que se dice amateur), organizadora de eventos, astrónoma aficionada, estudiante de Historia, y diseñadora de pequeños complementos, entre otras cosas. Últimamente ha destacado por ser la creadora de la primera gran comunidad de habla hispana referente al Steampunk, dieselpunk y otros retrofuturismos (SteampunkSpain), estética, movimiento y afición con la que siente identificada, aunque la comunidad no habría sido posible sin el apoyo de todos los aficionados, que aun sigue en crecimiento.

¿Qué esperas del futuro?

Sinceramente, que seguirá siendo futuro (soy de las que dicen “el presente es lo único que se puede vivir y experimentar al momento”). Deparará para algunos una esperanza hacia una mejora de la humanidad, para otros un oscuro pseudoapocalipsis desembocado de varias formas, pero básicamente será una amalgama de ambos, mejorado en algunos (pocos por la tendencia histórica) aspectos, y lo malo permaneciendo aparentemente igual, refluyendo algunas cosas oscuras dando ese “look” tan retrasado de la humanidad. Mi “niño interior” gritaría por un mundo lleno de naves espaciales, visitas planetarias turísticas sin ningún impacto ecológico en los respectivos planetas, a buen precio y rápido, máquinas de materia y teletransporte a lo Star Trek, la política de África comprendida, consensuada y arreglada, y lo de siempre, una paz mundial inteligente y coherente... Soñar es gratis, dicen.

¿Cómo te lo imaginas estéticamente?

Viendo lo colapsada que está la creatividad estética, creo que será algo parecido a lo que se ve en Blade Runner de R. Scott: mucha maquinaria, grandes rascacielos, el clima tiñiendo los cielos, y la gente vestida a lo retro (desde el punto de vista de entonces, obviamente), es decir, peinados revisados a lo años 40 para los 90, y por qué no, los ’00 –esta década que ya se nos ha acabado, ay- fusiones 30s-80, 20s-90s en vestuario y calzado... Ya llevamos una década así, en veinte años es probable que no cambie mucho, hasta que agoten todas las estéticas del s XX –incluyendo una Bauhaus comprendida. En parte no es malo, es la condena a que la moda haya ido tan rápidamente sin dar tiempo a disfrutar lo atractivo de cada moda en sí. Ya luego podremos ir más “futurísticamente” hablando, formas nunca vistas. Eso sí, los hombres creo que seguirán igual, ya sabemos que alguna ropa masculina no ha cambiado por mucho que se lleven los pantalones más arriba o más abajo... Espero que tengan la revolución estéticamente hablando merecida.

¿Cómo crees que será el próximo paso evolutivo de la humanidad?

En esto soy un poco filosófica... Lo que tendría que ser, sería la evolución de la mentalidad colectiva de todos, y la moralidad, y algunos ya sabemos más o menos a cómo, pero creo que el próximo paso seguirá siendo, como todas las revoluciones históricas, sobre la energía: ahora serán las energías renovables o –casi- ilimitadas, limpias. Se están dando cuenta de que es más pragmático cuidar “la Madre Tierra” para sobrevivir que explotarla y dominarla a lo “Bacon”. Pero en esto quiero ser optimista, y poco a poco esta evolución “material” conllevará sus cambios racionales como pasó con la industrialización y el capitalismo en su momento. Sobre cambios “físicos” en la fisiología humana, esto ya será cosa insignificante. Ya serán cosas que pasarán a la estética.

Tal y como están las cosas en el planeta, ¿en qué consideras que nos estamos equivocando?

En lo que erra, supongo, es básicamente en no darse cuenta, por un lado, de que lo mejor para todos es lo que es mejor para todos –valga la redundancia- en conjunto e individualmente, es decir, que siempre hay una solución o vía para conseguir –económica, políticamente, etcétera- algo correcto para todos en conjunto e individualmente –incluso teniendo en cuenta las visiones más “egoístas” que podrían ser reconciliadas por otras vías-; y por otro lado, en ser en conjunto, tan “de mente cerrada”, ya que como está visto, se prefiere creer a lo que nos han enseñado automáticamente como “bueno y malo” desde pequeños, o bien creernos lo dicho por alguien de supuesta importancia influyente –políticos, científicos, profesores, vecinos...- sin cuestionarnos, sin usar mucho la materia gris. Y en muchas cosas más pequeñas que acumuladas influyen en lo anteriormente dicho, como por ejemplo continuar con algo tan retrasado como los nacionalismos –qué gran invento del siglo XIX,...-, el amor popular a la rumorología, el nepotismo, o por ejemplo que la ciencia avance al ritmo de don Dinero que a su vez va a ritmo de los intereses políticos y militares (aún)... Quiero aclarar que soy muy joven y seguramente en pocos y muchos años esto dicho cambie, y que seguro me equivoco, sólo espero que lo vea todo más claro, jeje.

¿En qué consideras que estamos acertando?

Aunque suelo ser bastante desconfiada de las decisiones mundiales –o de grandes colectivos como los estados- creo que por un lado se está allanando un poco el territorio hacia mejoras constructivas, en general. Es tan fácil como comparar con la sociedad de hace 200 años. No había tanta tolerancia a lo cultural, ni redes y sistemas de conocimiento y cultura cada vez más accesibles –aunque otros lo vean como armas de manipulación, que lo pueden ser, pero todo tiene dos caras-, el tema del ecologismo que tanto se ha puesto de moda –una moda que encuentro útil, por fin-, y en las ciencias. Creo que lo bueno de nuestro tipo de cultura es que se intensifique en cierto modo el trabajo científico inclusive en campos sociales y humanos –aunque no tanto como en el caso de las ciencias naturales-, y que, aunque sea de doble filo la ciencia, nos ayuda a comprender mejor y optimizar las experiencias pasadas, a que se conviertan más rápidamente en útiles, en parte.

¿Cómo crees que pueden afectar los avances en tecnología, genética y viajes espaciales en la evolución del ser humano?

Creo que la tecnología en conjunto nos ayuda a optimizar en algunos casos nuestra vida, y en otros simplemente a cambiarnos el modelo de vida al son de la economía. Aunque este modelo económico seguramente continuará como mínimo un par de siglos más, es probable, o me gustaría creer, que cambiara a un nuevo modelo donde la ciencia y la técnica estuvieran al servicio de las necesidades más básicas de todos, y digo todos, los seres humanos, y otros seres vivos, es decir: salud y bienestar, tanto físico como mental. Sin mediadores, sin un marketing viral que te diga que necesitas tal elemento como si de ello dependiera tu vida –una bonita forma de no crear bucles mentales. Más que sea la tecnología que nos afecte, que seamos de nuevo nosotros los que afectemos la tecnología. Nosotros somos los maestros, los que controlamos lo que creamos, no nuestras creaciones las que nos tengan que controlar.
Sobre la genética, ya muchos lo han dicho, pero creo que tendría que cogerse con pinzas. Me encanta que cada vez se entienda más, y sobre todo, que gracias a ese entendimiento se puedan prevenir y curar enfermedades, malformaciones y otros aspectos similares, pero que la genética manipule un ser humano al servicio de intereses efímeros y superficiales como la belleza o la creación de supuestos “superhombres”, lo encuentro como si Prometeo diera el fuego a un grupo de tribus malabaristas congeladas estúpidas: usarían el fuego para alucinar al vecino, pero no sabrían usarlo para calentarse y cocinar...
Y sobre los viajes espaciales... Soy astrónoma aficionada, y a modo personal el espacio es para mí algo más que místico y espiritual, es una forma de comprensión sintética de lo que somos o podríamos ser. Me encanta leer y escribir todo tipo de creaciones literarias sobre viajes espaciales de todo tipo. Supongo que en unos cien o ciento cincuenta años ya habrán un par de colonias notables en algunos puntos del Sistema Solar, pero creo que antes de aprender a nadar en el gran océano, deberíamos aprender a caminar con soltura en la Tierra, aprender a controlar cosas como las que ya he mencionado, y muchas cosas más en las que seguimos fallando. Sino ir a colonizar el espacio será gastar muchísima más energía de la que no haría falta si supiéramos danzar en la Tierra.

¿Cuál es el invento futurista que más te gustaría poder disfrutar en el
presente?


Muchas veces lo digo: el teletransporte. Poder levantarse a las 7,30h, desayunar con relativa calma, cambiarse, y zas! Estar en el trabajo puntualmente a las 8h. El único tráfico que habría sería el de información molecular, seguramente, jeje.
Ah! Una máquina de ver el pasado –sólo ver, me afectó mucho la teoría del efecto Mariposa. No sabes cuanta faena nos facilitaría a los historiadores, y cuanta comprensión nos daría.

¿Cuál es el libro de ciencia-ficción que más te ha impresionado y por qué?

Al menos de momento no hay uno, sino que hay varios, son diferentes aspectos o mensajes que me llaman: Los Propios Dioses (I. Asimov) por el planteamiento de una especie y dimensión totalmente diferente a lo nuestro, Solaris (S. Lem) un poco por lo anterior, pero más centrado en un planteamiento más social y cuasi-filosófico, 1984, La Máquina del Tiempo,... Y así podría mencionar unos cuantos más...

¿Cuál es tu película de ciencia-ficción favorita y por qué?

Uffff... Esto de las películas es complicado. Algunas son muy entretenidas pero la especulación científica la pierden, otras son intentos de cine de autor algo aburridas. ¿Aceptamos Star Wars como mascota? Es una saga que –obligaron a- vi desde pequeña, y aunque la clasificaría más como fantasía futurística, se me han quedado muchos elementos, o de hecho todo, soy gran aficionada. Sino, sería Metropolis, de Fritz Lang. La primera vez que la vi me pareció un tanto pesada y aburrida, pero ahora creo que es casi, por lo menos, sublime en cuanto a ciencia-ficción.

¿Qué crees que aporta la ciencia-ficción a la humanidad?

Aunque ha sido muy infravalorada, creo que es el género literario crítico de la sociedad en la que estamos desde que se moldeó tal cual la conocemos, por excelencia: con un fuerte acento e importante peso en la ciencia y la técnica. Aporta una visión de alerta, tanto para avisar que la ciencia puede ser beneficiosa, como alertar de su lado más oscuro. Toca ya todas las ciencias, desde las naturales a las sociales, tocando todo tipo de conocimientos, dándole además mucho atractivo. También aporta un enfoque creativo que muchas veces ha afectado a la ciencia o a pequeños decursos sociales, como por ejemplo las visiones del satélite artificial
,  


Contactar
login
 

   Enlaces
  Radio P.I.C.A
  Alfa Eridiani
  Contrabanda FM
  Silvia Escario (Algo Tóxico, Berlin 80, Último Resorte)
  Asociación Española de Fantasía, Ciencia-Ficción y Terror
  El Sitio de Ciencia Ficción
  Lola Robles
  NGC 3660
  CCapitalia
  El Ataque de la Basura Radioactiva
  Radio Bronka
  Zardoz el mago
  El Futurista
  CEEE
  HKL en MySpace
  Melvin contra E.T
  Sandroide
  Qbits en Myspace
  revista periódica Satélite
 
MiniLuna
CyborgLogo
Wikipedia

RSS