Rex Luscus    
 
"Sólo para valientes."  
 
   Portada
  Presentación

   Buscador
»
   
    Categorías
  General
  La gran estafa
  Patologías
 
    Anteriores
  Señales de vida
  Hasta la raíz
  Igualdad de oportunidades
  Votación anticipada
  Es que no me extraña...
  ¿Inútiles? ¿Sinvergüenzas? ¿Las dos cosas?

Es que no me extraña...
  La gran estafa  
Mon, 23 Oct 2006 13:06:01 +0200

Comunica la OMS (Organización Mundial de la Salud) que en un década los desórdenes anímicos y mentales representarán la segunda causa de enfermedad, a la zaga de los padeceres cardiovasculares. ¿No les parece sintomático? Tensión, depresión, angustia, pánico, fobias, psicosis... Por supuesto, se anuncia el problema, se invierte un dineral en campañas y en buscar un parche al problema –principalmente a base de fármacos que adormezcan la actividad mental, en este caso–, pero nadie parece dispuesto a descender hasta el fondo del asunto para buscar la razón por la cual las mentes del ciudadano, cada vez desde más temprana edad, saltan por los aires como si de palomitas escapando de la sartén se tratara.
Sin mucho esfuerzo, se me ocurren varios motivos por los cuales un individuo puede decidir –por poner algunos ejemplos en boga– acabar metiéndose en la cama sin intención de volver a levantarse, ocultándose tras las puertas, dejando de comer, o disparándole al prójimo en cualquier establecimiento público: un día se le ocurre pararse a pensar –cosa a la que no está acostumbrado, pues ha dejado que siempre sean otros los que piensen por él– y descubre que está siendo objeto de la mayor estafa que uno puede imaginar.
Un ejemplo: le habían dicho que tenía que trabajar y pagar impuestos para ser merecedor de unos derechos fundamentales (libertad, igualdad ante la ley, alimento, vivienda, sanidad, educación...) y resulta que trabaja toda su puta vida, paga cada vez más impuestos y además paga por todos sus supuestos derechos a precio de lujo. Y si les queda algo suelto, que lo gasten en un montón de cosas que no necesitan. ¿Si tengo que pagarme mis derechos, dónde van a parar mis impuestos? Le convencen de que, a pesar de vivir en un planeta superpoblado, deben seguir trayendo criaturas al mundo para que sigan trabajando en semejantes condiciones, con el argumento de que así construyen un mundo mejor... ¿Mejor para quién? Le convencen de que juegan a un juego llamado "democracia", en el que todos somos iguales y tenemos las mismas oportunidades...
Disculpen, pero me da la risa tonta y no puedo continuar...

"...el trabajo apesta... la escuela apesta... la vida apesta... ¿Qué más puedo decir? La vida es un vídeo juego, tú tienes que morir algún día".
Declaraciones de Kimveer Gill, 25 años, detenido el mes pasado después de liarse a tiros en la Universidad de Dawson (Montreal, Canadá).

,  


Contactar
login
 

   Enlaces
 
MiniLuna
CyborgLogo
Wikipedia

RSS